martes, 25 de agosto de 2009

....y el remolque


Jamas desde que me inice en esto del BTT me hubiera imaginado tirando de un carro por mitad de algun camino. Por mi temperamento siempre he disfrutado de la bicicleta de montaña desde una variante “pseudoracing”…me encantan las bajadas, las zonas rapidas y estrechas….y en general digamos que soy de los que suben porque no hay mas remedio que hacerlo para después de sufrir, disfrutar verdaderamente bajando
Lo cierto es que jamas me hubiera visto tampoco haciendo El Camino de Santiago, pero como sera el caso de muchos que leais esto, un dia “algo” me llevo hacia esa idea. Un amigo mio lo hizo un par de años atrás y entonces me parecio algo lejano y fisicamente imposible de hacer. El encadenar semejante cantidad de kilómetros en aquellos momentos me parecia un anatema y si bien ahora no tengo mejor forma que entonces y por añadidura tengo mas años ahora tengo una idea de cómo hacerlo y de hacerlo disfrutando sin plantearmelo como una salida de domingo en la que sales un poco “contrareloj”
El caso es que tras visitar foros y paginas web de un modo erratico aterrize en Bicigrino.com y allí me acabe de enganchar a la maravillosa locura de hacer el camino. Horas y horas de lectura me acabaron de “convencer” de mis ganas de realizarlo.
Y con ello, inicie el planteamiento de todo lo que seria necesario para poderlo realizar. No es esta la ocasión de hablar de todo el equipo nesesario, pero obviamente surgio el tema de cómo transportar todo el equipaje.
Desde el principio vi que en este mundo, TODOS llevan alforjas….pero quizas por ramalazos pseudodeportivos de antaño, eso de llevar alforjas me parecia muy cicloturista y nada racing. En definitiva, algo para tipos mas tranquilos por definirlo de alguna manera, pero no para mi. Y si bien se que todos mis planteamientos innovadores estan absurdamente basados en hipótesis, que lo que ”segurisimo” que funciona son las alforjas y que desde el principio todos los veteranos me han aconsejado las alforjas y que me olvide de remolques…..yo con mi habitual tozudez y tendencia innovadora ( a veces reconozco que equivocada o sucida) me empecine en huir de las alforjas y buscar una alternativa.
Y frente a las alforjas solo hay una alternativa y esa es obviamente un remolque. El caso es que me puse a buscar en “San Google” marcas de remolques e información al respecto pero no acababa de dar con nada que verdaderamente me pareciera lo que andaba buscando. Siempre me topaba con los tipicos remolques tipo “bob” o "extrawheel", de los que se cuelgan de la tija de la rueda trasera. Estos aparte de parecerme en algunos casos verdaderos “trastos” aptos para cargar con “toneladas” de equipo que para el camino son del todo innecesarios pues con 10 kilos como maximo de equipaje te basta y te sobra, tenian un inconveniente tecnico evidente. Mi vieja amiga de dos ruedas es una bicicleta de doble suspensión y por motivos de pura fisica elemental, una bicicleta doble no puede llevar colgando de la rueda trasera nada que afecte y contamine el funcionamiento de la suspensión. Si cuelgas algo del basculante , es como si lo lastraras y ello evidentemente mediatiza y ralentiza el efecto para el que esta pensado, que es absorver las irregularidades del camino.
Por ello me centre entre los remolques que anclan en la bicicleta sobre la tija del asiento. Vi varias marcas pero tampoco encontre nada que me pareciera adecuado para el camino pues seguia viendo en ellos la idiosincrasiade plataforma de mucha carga.

Al final, he optado por hacer un hibrido sacando ideas de aqui y de alla. Es una base de un solo tubo de seccion cuadrada desde la que salen 4 tubos mas , dos hacia la derecha y dos hacia la izquierda en donde he adaptado unos anclajes para fijar la bolsa portaequipaje. En un extremo de la base ( en el posterior) hay un basculante tambien de seccion cuadrada con un elemento de supension consistente en un sencillo taco de caucho. Simple y efectivo. Y al final del basculante una rueda con cierre rapido equipada con un neumatico 20 pulgadas x 1,75 taqueado pero que aun siendolo, rueda bien y no es ruidoso. En la parte frontal del remolque hay un casquillo con otro elemento amortiguador identico al trasero sobre el cual pivota la barra que viene desde la tija del sillin. Y esta barra ancla sobre dicha tija con una pieza en forma de "U" con otro pivote articulado. Dicha "U" es de aluminio con dos abrazaderas tambien de aluminio de las que se usan para cerrar sobre las tijas de sillin que fija el conjunto en la tija

El diseño como digo, es inspiracion de cosas que ya estan en el mercado, pero buscando simplicidad y ligereza. Un remolque que sirva para las etapas del camino en donde no estas obligado a llevar "toda la casa detras" como en grandes travesias sino solo lo propio del equipaje "bicigrino". En definitiva...algo fiable y agil y que cargue unos 10/12 kilos maximo ( yo llevo aproximadamente 8) con seguridad. El peso del remolque completo en orden de marcha es de 5 kilos y 200 gramos con el guardabarros y la pieza donde ancla en la tija del sillin de la bici.

En el futuro pienso en la posibilidad de construir otro prototipo simplificando el anclaje en la tija del sillin y con profusion de aluminio o fibra de vidrio o carbono en su estructura pero ciertos aspectos de la fabricacion de este segundo "engendro", requerian de un tiempo del cual ahora no dispongo pues es tecnicamente bastante mas complicado de llevar a la practica que el primero echo en simple tubo de hierro acerado. Solo algunas puntos son de aluminio ( la pieza que ancla en la bici y que sujeta el remolque) o de titanio ( todos los pasadores y ejes)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada